09 Ago

Viajar a Viena desde Praga

Si hay algo que no deja lugar a dudas es que las ciudades de Praga y Viena están histórica y geográficamente hermanadas.

Viajar a Viena desde Praga

La que fuera una de las principales ciudades durante el Imperio Austrohúngaro y actual capital de la República Checa, es una de las ciudades más visitadas por su enorme legado cultural y arquitectónico.




En esto también comparte mucho con su hermana Viena. En 2017 ambas ciudades estuvieron dentro del top 10 de las ciudades más visitadas en Europa, ambas con 6 millones y medio de visitantes.

La distancia entre Praga y Viena es muy corta y oscila entre los 250 y los 330 kilómetros, dependiendo de la ruta que se elija o de si se viaja en tren u otro medio de transporte. Es por ese motivo que mucha gente aprovecha para vistar ambas ciudades en un mismo viaje.

Tren Praga-Viena

Viajar en tren de Praga a Viena puede ser una de las mejores opciones de transporte entre estas dos ciudades. El viaje dura poco menos de 4 horas y los trenes salen muchas veces al día. Hay diferentes precios y a partir de 15 euros se pueden conseguir billetes.

El trayecto comunica las dos principales estaciones de cada ciudad. En Praga el tren sale desde la preciosa Estación Central Hlavní Nádraží de Praga, una obra de arte de arquitectura Art Nouveau, y llega a la Wien Hauptbahnhof o Estación Central de Viena, cuyo edificio ha sido renovado recientemente.

Viajar a Viena desde Praga en autobús

Otra opción diferente para ir de Praga a Viena es el Autobús. Éste parte desde la estación ÚAN Florenc Praha, la cual se encuentra junto a la estación de metro de Florenc. Aunque la estación se encuentra en el distrito Praga 8, es en la zona en la cual este distrito se junta con los distritos 1 y 3. Por lo tanto, es una zona muy cerca del centro de la ciudad.

En Viena el autobús llega tanto a la Flughafen Wien Schwechat, la estación que se encuentra junto al aeropuerto de la ciudad, como a la Busterminal Stadioncenter, la estación principal de autobuses de Viena.

El precio del trayecto del bus Praga-Viena o Viena-Praga es de 12 euros.

Qué hacer en Viena

Una de las cosas que conserva la capital de Austria es el esplendor de su época imperial. Por lo tanto no es de extrañar que el Palacio Belvedere, el Palacio Hofburg y el Palacio de Schönbrunn son algunos de los sitios más visitados de la ciudad. En el primero se encuentra además una de las principales obras de arte de la pintura de Austria, El beso de Gustav Klimt.

Otro de los sitios más visitados y que es un gran atractivo de la ciudad es el Stadtpark, el principal parque de Viena, el cual alberga numerosas esculturas.

Y sin duda uno no puede dejar de relacionar la capital austríaca con la música. No nos olvidemos que algunos de los compositores más importantes de la historia de la música clásica provienen de Austria.

Personajes emblemáticos como Mozart, Haydn o Schubert, o Johan Strauss hijo, que inmortalizó musicalmente al río que atraviesa la ciudad con su vals Danubio azul, son algunos de esos compositores.

Por lo tanto, una visita a la Ópera de Viena es un destino obligado para todos los amantes de la música que visitan esta ciudad.

Ver también: Tours y actividades en Viena, Dresde desde Praga, Qué ver en Praga